fcp.co ha publicado un artículo de Sam Mestman, una figura reconocida en el mundo de la postproducción, donde cuenta su experiencia en un proyecto en Bulgaria.

Quiero agradecer especialmente a Peter Wiggins, editor de fcp.co y a Sam Mestman por autorizar la publicación de la traducción del artículo en este blog de modo de hacerlo accesible a los editores de habla hispana.

FCPX en Bulgaria: Una nueva definición para “Profesional”

Imagina que te han contratado para crear una infraestructura de edición a gran escala en un estudio en el Este de Europa en el que nunca has estado. Al momento de arribar te enteras  de que el sistema será utilizado inmediatamente para editar EPKs [N.del T.: Electronic Press Kit] para un estudio de cine importante, y eventualmente para la edición de largometrajes que están en desarrollo. Al momento de haber llegado la película ya ha finalizada la primera semana de rodaje y ha acumulado unos cuantos miles de clips para la ingesta en el sistema que aún no se ha instalado. Esos clips provienen de más de siete tipos de cámara diferentes y en múltiples resoluciones. Tienes que tenerlos en tu sistema ordenados, sincronizados y listos para editar. Además tienes que entrenar a la gente que va a hacer el trabajo (que no posee un sólo crédito previo en imdb) sobre cómo utilizar un sistema de edición NLE en el que no tienen absolutamente ninguna experiencia. Mientras sucede esto, tienes que instalar y dejar funcinando un servidor SAN multiusuario donde se va a almacenar toda esta media, así como la de una producción de cien millones de dólares con once cámaras Epic… y entonces, en tu tiempo libre, tendrás que tener esa primera semana de rodaje sincronizada, ordenada y lista para editar… justo para descubrir que su sistema va a comprararse con un Avid Unity.
Tienes dos semanas para hacer todo esto.
Como sea, es lo que fueron las últimas dos semanas de mi vida. Escribo esto en el viaje de avión de regreso a Bulgaria. Para ser sincero, parece más trabajo del que realmente fue. Usamos Final Cut Pro X para ello. No fue algo tan complejo. Aquellos que están leyendo y ya usan a diario el FCPX ya saben por qué. Es porque el FCPX es el más rápido, fácil de usar y más moderno de los NLE en el planeta. El hecho de que aún perdure el debate acerca de si se trata o no de un NLE profesional es completamente absurdo. No necesito que nadie más me diga que lo que estoy haciendo es “profesional”.
El sistema que acabo de instalar corre a la par de un Avid Unity con editores ya establecidos y altamente entrenados que son fantásticos en su trabajo. Esto no es sobre ellos. Es tan sólo sobre las herramientas que están disponibles actualmente para los profesionales de la postproducción. En una tarde hemos tenido más material sincronizado y listo para editar en nuestro sistema que lo que ellos han hecho en una semana en el Unity. No se trata de un accidente o de algo inesperado que apareció en el radar. Cualquiera que a esta altura quiera decirme que lo que  estoy haciendo no es profesional va a tener que presentar pruebas que sostengan tal afirmación.
Es sólo una cuestión de tiempo antes de que el Final Cut Pro X comience a tener la atención que merece de parte de los editores más ortodoxos. Es un programa impresionante y Apple se ha recuperado del lanzamiento de hace dos años para crear el NLE más avanzado, adelantado y profesional del mercado. Si, escribí eso. Y es verdad. Estoy dispuesto a tomar el desafío Pepsi con quien quiera.

Algunos puntos sobresalientes desde Bulgaria:

1. Sin trascodificar.

Nueve tipos diferentes de cámara (Epic, Scarlet, Alexa, Blackmagic, EX3, 5D, 7D, GoPro e iPhone) con diferentes resoluciones conviviendo en perfecta armonía en un mismo timeline. Todo fue importado en modo nativo (a excepción de los clips de Sony para los que hubo que utilizar el Content Browser y mantenerlos separados de mi carpeta de media). Sin inconvenientes, nada de DNxHD, sin problemas. Y gracias al Thunderbolt y la velocidad de mi sistema SAN, tuve reproducción en tiempo real en todo. No hubo necesidad de generar media optimizada ni proxies. Ingestamos y comenzamos a editar.

2. ExaSAN y FCPX

Una solución simple y fantástica para pequeños grupos de trabajo. Configurable para hasta 4800 MB/s y hasta 750 TB, conectable con hasta 12 estaciones de trabajo. Si no has escuchado del ExaSAN necesitas darle un vistazo. Corre en una arquitectura nativa basada en PCI-E un poco diferente que la fibra tradicional, es más que el doble de rápida (hasta 20GB/s en una MacPro), y cuesta menos de la mitad de un sistema SAN tradicional de Promise o algunos de las soluciones SAN más conocidas. El rendimiento en FCPX es fenomenal. En Bulgaria están obteniendo fácilmente múltiples streams de reproducción de R3D’s a 5k en tiempo real a lo largo de múltiples sistemas, aún reproduciendo el mismo clip.
Así que para aquellos que dicen que el FCPX no puede trabajar en grupos de trabajo… bien, lo están haciendo en Bulgaria (Copiando eventos y proyectos con el Finder y archivando usando Backups for Final Cut Pro), y funciona perfectamente. En la pirámide tradicional de producción “rápido”, “bueno” y “económico” generalmente hay que elegir dos. Con esta configuración obtienes los tres y, una vez que la red estuvo configurada correctamente y funcionando, no tuvimos inconvenientes haciendo downscale de 5k a 1080.

3. Sync N Link

Me pregunto si Intelligent Assistance realmente es consciente de lo que tienen con Sync N Link X (disponible en el App Store). Esta aplicación tiene el potencial de cambiar el negocio de los dailies [N. del T.: tomas realizadas en el día]. Básicamente, si grabas con timecode y usas metadatos de audio con Sync N Link X puedes tener los clips sincronizados y apropiadamente renombrados (escena, toma, y ángulo de cámara) para una producción importante diez minutos después de haber descargado el material de cámara. De hecho, en una tarde, mi asistente búlgara de 21 años con el FCPX fue más allá de lo que había procesado el departamento de Avid Unity hasta ese punto en una semana. En 5 horas había procesado, sincronizado y hecho los multiclips de 7 días de material de Epic a 5k para una producción de un largometraje de 100 millones de dólares. Antes de este proyecto, ella no había trabajado nunca en un largometraje.
Ahora, si se lleva esto un paso más adelante, este proceso podría revitalizar la tarea del DIT (digital imaging technician) o técnico de imagen digital. No existe ninguna razón hoy en día para que  la postproducción no esté en el set si estás editando con FCPX. Si puedes tener tu material descargado y listo para editar en menos de diez minutos, ¿qué podría evitar que tengas un evento de FCPX completamente preparado, renombrado y sincronizado listo para enviar a postproducción al terminar el día de rodaje?. No sólo eso, sino qué te impediría estar haciendo primeros cortes rápidos para el director (principalmente por razones de cobertura) mientras estás en el set si puedes estar listo y andando tan rápido?. Finalmente, usando esta combinación se vuelve obvio que no necesitas un camión gigante ocupando espacio en el set. Todo lo que necesitas es una laptop y algunos discos Thunderbolt… y para trabajos con RED no necesitas ni siquiera una tarjeta Rocket. Si quieres impresionar a todos y hacerlos sentir que sabes lo que haces, tal vez una placa Blackmagic o  AJA, un monitor FSI  con una salida broadcast apropiada. Pero si estás trabajando en RAW, nada de esto realmente importa ya que siempre puedes corregir en post (suponiendo que el material esté medianamente bien expuesto). Realmente quisiera poder entender por qué tanta gente insiste en hacer todo esto tan complicado. La postproducción a veces es como estar viviendo en El Mago de Oz.

4. Metadatos

A fin de cuentas esta es la razón principal por la que Premiere y Avid no pueden trabajar tan rápido como el FCPX. Simplemente no pueden trabjar con los metadatos del mismo modo. Pudimos agregar miles de clips para el EPK en las primeras dos semans de rodaje y y aplicarles etiquetas de acuerdo al actor, la locación, el equipamiento, posiciones del equipo, tipo de cámara y muchos criterios más utilizando keywords, favoritos y otras funciones extensivas de metadatos que funcionan dentro del FCPX. Básicamente el FCPX es una base de datos gigante configurable y la idea de que los clips (e inclusive secciones dentro de los clips) que no necesitan estar en ningún lugar es probablemente, el descubrimiento más relevante en la edición en la última dácada. Y aún así, muy poca gente habla sobre eso por alguna razón. Cuando agregas el hecho de que todos estos metadatos están disponibles en el timeline utilizando el timeline index, las cosas que puedes hacer con el FCPX son completamente desconocidas para el editor promedio que vive todavía en el mundo de Avid, ALE y bins.
Realmente quisiera que esto hubiera estado disponible cuando hice mi documental. Me hubiera ahorrado mucho tiempo y molestias. De paso, para aquellos que no hayan escuchado sobre él, chequeen el Producer’s Best Friend de Intelligent Assistance si necesitan una forma simple de pasar metadatos a otros lugares o necesitan reportes personalizados de los metadatos de sus eventos o proyectos en formato de Excel.

5. Entrenamiento

Le enseñe a alguien que nunca había usado anteriormente el programa cómo sincronizar, renombrar en lotes y hacer clips multicámara para el material de 7 días de rodaje de un largometraje en 3 días desde que abrió el programa por primera vez. A partir de allí, ella entendió la correción de audio y color y el Magnetic Timeline muy rápido; y trabaja actualmente sin inconvenientes editando el EPK. Ella editaba anteriormente en Premiere y me dijo sin ninguna duda que no hubiera podido de ningún modo lograr lo que estaba haciendo en FCPX con Premiere.
Además, otra suerte de innovación interesante fue el hecho de tener al equipo de cámara que había grabado todo este material de EPK en otra iMac aplicando keywords a su material en FCPX. Cada uno se acostumbró a los keywords en quince minutos. A una de ellas le gustó tanto que se cambió del equipo de cámara al de edición. Estuvo lista y editando en FCPX en menos de media hora desde que le mostré el programa.
En todo caso, esto contrasta notablemente con la actitud de muchos “profesionales” con los que me cruzo habitualmente. En Bulgaria uno de los chicos de Avid entró y vió lo que estaba haciendo; se rió e inmediatamente se fue de la sala. Esto me molestó por un momento hasta que me di cuenta de que había montado un sistema que estaba funcionando por un grupo de personas a la que la industria tradicional nunca le hubiera dado una oportunidad y estaba causando impresión fuera del circuito oficial. Me di cuenta de que el que se había ido riendo de la sala no tenía la menor idea acerca de lo que estaba hablando y que el mundo en el que vive está por cambiar y se le va a venir encima.  En lugar de enojarme comencé a sentir pena por él. La gente como él y mucha de la comunidad de la postproducción con la que suelo hablar no tienen ni la menor idea de cuánto está a punto de cambiar su mundo. Hay una nueva Mac Pro, Thunderbolt 2 y una nueva versión del Final Cut Pro X en camino en un futuro cercano. Y dado el hecho de que ya tengo lo que necesito para hacer un largometraje con productos de Apple listos para usar, bien, estoy muy convencido de que el mundo de la postproducción está a punto de someterse a un poco de reestructuración a lo largo del año próximo.
¿Necesitas más pruebas? Cuando baje del avión voy a estar quedándome en Nueva York por un par de días, y entonces inmediátamente estaré volando a poner en marcha el primer largometraje en Estados Unidos que se va a editar completamente en Final Cut Pro X (al menos, que yo sepa).
De todos modos, si quieres saber más sobre lo que estoy hablando o cómo poner estas cosas en práctica… deberías venir a nuestras reuniones Luaforge 4k unplugged FCPX mettings. Son completamente gratuitas y nos juntamos el tercer domingo de cada mes en The Lot in Hollywood, y estamos buscando activamente construir una comunidad de editores de FCPX profesionales. Hacemos también días de entrenamiento más avanzado en 4k y  estamos por lanzar pronto unas sesiones intensivas avanzadas de FCPX para profesionales. Si tiene interés en algo de esto, estaremos encantados de reunirnos contigo.
Sam Mestman ha trabajado para Apple, ESPN, Glee, Break.com y es ahora Chief Workflow Architect for Lumaforge. Ha sido columnista regular de la revista MovieMaker Magazine, ha enseñado sobre flujos de trabajo para post en las clases REDucation de RED y se especializa en hacer ahorrar miles de dólares a los productores independientes manteniendo la entrega de productos de primera calidad. Es además fundador y CEO de We Make Movies, una colectividad de Los Angeles (y ahora Toronto) dedicada a hacer que la industria del cine no apeste. En su tiempo libre, lucha contra molinos de viento. Siéntete libre de dejarle algún comentario o escribirle a sammestman@gmail.com con algunos o todas los acotaciones, preguntas, sugerencias para columnas, potenciales shows o críticas.
Compartir